martes, 20 de octubre de 2009

Propuesta Nacional del Partido Liberal


Silvio Benites Partido Liberal
Propuesta Nacional

08-1 0~09.
El Partido Liberal de la República de Cuba invita a todas las organizaciones opositoras y de la sociedad civil cubana, así como a cualquier ciudadano preocupado por el destino de la nación a reflexionar en torno a la siguiente propuesta:

l. Atendiendo a que en los últimos cincuenta años el poder político ha sido el monopolio de un grupo de personas, aun cuando los velos institucionales pueden dar la impresión de la existencia de un estado normalmente constituido.

2. Teniendo en consideración que las actuales generaciones de cubanos socialmente activas que se sienten al menos descontentos con la situación del país, constituyen una notable mayoría.

3. Partiendo del principio de que ni la intervención exterior ni la explosión de la violencia interna son caminos viables para encontrar soluciones a nuestros complejos problemas.

PROPONEMOS:

Hacer el intento de modificar la composición política de la Asamblea Nacional del Poder Popular, por ser ésta la única que pasa en sus inicios por el filtro del sufragio popular.

Para dar los primeros pasos en este propósito, consideramos oportuno que las fuerzas opositoras y de la sociedad civil, aceptemos el reto de participar en las próximas elecciones para delegados de circunscripción.

Nuestra participación estaría basada en el derecho ciudadano que ampara la ley y debe atenerse a los estrechos marcos de lo legislado. Se trata de respetar la ley para acceder al lugar desde donde puede, pacíficamente, cambiarse la ley.

En las próximas asambleas de nominación propondremos a aquellos patriotas honestos y capaces que estén en disposición de impulsar los cambios que con tanta urgencia necesita Cuba. No debemos limitarnos al estrecho marco partidista, incluso valdría la pena renunciar a todo tipo de protagonismo o caudillismo. Vivimos en la base y conocemos cómo piensan las personas. Seamos promotores de la responsabilidad cívica, no para hacerle el juego a la casta gobernante, sino para cambiar las reglas del juego.

Si en las casi quince mil circunscripciones que existen en el país, al menos la tercera parte de sus delegados fueran propensos a los cambios, terminaría la falsa unanimidad que mantiene el inmovilismo en la vida política de la nación. Propongamos pues a quienes abogan por las libertades de expresión y de asociación, a quienes están deseosos de abolir las restricciones migratorias, o los que quieren encaminar lo economía bajo los leyes del mercado.

Propongamos o aquellos que sobemos que votarán o favor de liberar o los presos políticos, de eliminar lo dualidad monetario, de favorecer relaciones internacionales basadas en lo paz y lo confianza recíproco, sin fundamentalismos ideológicos ni rencores extemporáneos. Nuestros candidatos serán los que más se preocupen por su comunidad, los que aspiren o lo reconciliación de todos los cubanos, los que tengan los ojos puestos en el futuro.
Esta propuesta no pretende sustituir ni opacar otra iniciativa, en ella no será necesario firmar alianzas ni establecer compromisos. No habrá componendas partidistas para repartir feudos o zonas de influencia. Sólo se troto de no perder lo próximo oportunidad que tenemos de influir en que los cosas posen. Si nos unimos en esto iniciativa, como en otros ocasiones nos hemos unido paro estimular el abstencionismo electoral, no tendremos nodo que perder y estaremos inaugurando uno nuevo modalidad en lo lucho por lo democracia.
Ejecutivo Nacional del PLRC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada